businesswoman talking to her psychologist 1098 1824

El proceso comienza con una primera entrevista, en la cual el cliente tendrá el espacio para plantear sus inquietudes y las razones que lo traen a consulta, será el primer contacto en el cual se basará la impresión diagnóstica. Si el padecimiento ameritase intervención o evaluación por parte de otros profesionales, se derivará para evaluación global y trabajo multidisciplinar, (en caso de trastornos que ameriten intervención psiquiátrica, control médico y en el caso de niños, trabajo en conjunto con el colegio y demás profesionales pertinentes). Posterior a esto y bajo acuerdo conjunto,  se tomará en cuenta el plan de trabajo, las normas, deberes y derechos tanto del terapeuta como del cliente.

Una vez hecha la primera consulta, el plan de intervención y las estrategias terapéuticas serán utilizadas y previamente informadas al cliente tomando en cuenta sus necesidades, su personalidad, su patología y sus dolencias.

Dependiendo del tipo de estrategia terapéutica que amerite el paciente y tomando en cuenta las características de su padecimiento, el proceso terapéutico tendrá un límite de tiempo que será directamente proporcional a su tiempo de evolución. Es importante resaltar que todos los seres humanos son diferentes y cada uno tiene un tiempo interno diferente.

Una vez dadas las herramientas y observado el avance del paciente, las sesiones se espaciarán en el tiempo, logrando como objetivo final un control mensual. Una vez observado que el paciente es capaz de aplicar las herramientas en su vida cotidiana, mejorando así su padecimiento y calidad de vida, se dará el alta.